ESPECIALIDADES‎ > ‎

Adaptación lentes de contacto


Cómo adquirir unas lentes de contacto

 Antes de empezar a usar lentillas, tienes que concertar una cita con tu profesional del cuidado de la visión para realizar una adaptación de lentes de contacto. 

Adquirir lentes de contacto


En la mayoría de casos, es necesaria una revisión óptica antes de la adaptación de las lentes. Pide a tu profesional del cuidado de la visión una cita conjunta para la revisión y la adaptación.

En qué consiste la revisión óptica y la adaptación de lentillas:

Revisión óptica

El siguiente paso es la revisión óptica, que consiste en una serie de pruebas para determinar la salud de tus ojos y el estado actual de tu visión. El profesional del cuidado de la visión examinará tus ojos de forma conjunta y/o individual para evaluar diferentes aspectos: visión general, visión periférica, percepción de la profundidad, respuestas musculares, presión ocular, etc. Al final de la revisión, tu profesional del cuidado de la visión te dará una prescripción para corregir tu visión. Ahora ya estás listo para la adaptación de las lentes de contacto. 

Adaptación de las lentes de contacto

Puesto que los ojos tienen diferentes formas y tamaños, es necesaria una "adaptación" precisa para garantizar que las lentillas se adaptan adecuadamente a tus ojos. Para ello, el profesional del cuidado de la visión tomará una serie de medidas específicas de tus ojos y su superficie, y comprobará la curvatura y otros factores decisivos en la adaptación de tus lentes de contacto.

Asimismo, comprobará si tus ojos tienden a estar secos ya que se trata de un factor muy importante para determinar qué lentillas son más apropiadas para ti. El profesional del cuidado de la visión podría aconsejarte utilizar ACUVUE®OASYS® with HYDRACLEAR® PLUS (lentillas reutilizables) o 1•DAY ACUVUE® TruEye® (lentillas desechables de reemplazo diario) para ayudarte a evitar la sequedad de los ojos.

Finalmente, examinará cuidadosamente tu córnea a fin de asegurarse de la inexistencia de problemas que podrían dificultar el uso de lentillas.

lc


A continuación, tu profesional del cuidado de la visión te colocará unas lentes de contacto de prueba con el propósito de observar si se adaptan convenientemente a tus ojos. Las lentillas tardan cierto tiempo en asentarse en tus ojos, por lo que deben transcurrir entre 10 y 15 minutos desde su colocación hasta el momento en que le profesional del cuidado de la visión puede comprobar la adaptación. Es posible que tengas que probarte más de un par de lentillas hasta dar con las más adecuadas para ti. Una vez el profesional del cuidado de la visión se asegure que la adaptación es óptima y que las lentillas ofrecen una comodidad y visión adecuadas, estarás listo para llevarlas.

Instrucciones para usar las lentillas

Aprender a colocar (y retirar) las lentillas es muy sencillo. Solo se necesita un poco de paciencia y práctica. La mayoría de la gente adquiere la habilidad inmediatamente y una vez que se ha hecho varias veces, se convierte en algo mecánico.

Tu profesional del cuidado de la visión te enseñará cómo manipular y cuidar tus lentillas. Asimismo, puedes pedir unas instrucciones por escrito que podrás consultar cuando desees y en caso de tener cualquier duda, ponte en contacto con tu profesional del cuidado de la visión.

Para más consejos sobre cómo colocar y retirar las lentillas en casa, lee nuestra guía o mira nuestro vídeo

Adquirir las lentes de contacto

Normalmente tu profesional del cuidado de la visión dispondrá en stock de tus lentillas y te las podrás llevar a casa ese mismo día. En caso de que fuera necesario encargarlas, estarían a tu disposición en el plazo de una semana o menos. 


Visitas de seguimiento

Después de adaptar tus lentes de contacto, es necesario que visites a tu profesional del cuidado de la visión de forma periódica, al menos una vez al año, con el fin de garantizar que tus lentillas siguen estando correctamente adaptadas a ti, ofrecen una visión óptima y resultan cómodas.

 

Prueba hoy mismo las lentillas!