AUDIOLOGÍA‎ > ‎

¿Qué puedo hacer?


En caso que tengamos sospecha de tener pérdida auditiva se ha de realizar un examen auditivo completo, que ha de ser llevado a cabo por un audioprotesista titulado, que nos pueda recomendar la mejor solución en caso de tener hipoacusia. Las recomendaciones varirán en función del tipo y grado de pérdida auditiva y de nuestras necesidades.

TIPOS DE PÉRDIDA AUDITIVA


Existen distintos tipos de pérdida auditiva:


  • Hipoacusia conductiva se debe a algún tipo de bloqueo en el oído externo o medio que evita que el sonido llegue con normalidad al oído interno.

  • Hipoacusia sensorial se debe a problemas en las células pilosas del oído interno. Esto evita que la cóclea detecte el sonido con normalidad.

  • Hipoacusia neurológica ocurre cuando el cerebro no procesa los impulsos eléctricos sonoros o no los interpreta correctamente. El término "disincronía auditiva" también puede usarse para describir una hipoacusia neurológica.

  • Hipoacusia neurosensorial se da cuando existen problemas en las células pilosas pero también distorsión cuando el cerebro procesa las señales sonoras. A la pérdida auditiva permanente se la suele llamar "neurosensorial", porque es difícil saber hasta qué punto el problema está en la cóclea y el cerebro. Y más aún en niños pequeños.

  • Hipoacusia mixta consiste en una combinación de hipoacusia conductiva e hipoacusia neurosensorial. En este tipo de pérdida, el sonido no se transmite con normalidad del oído externo o medio al oído interno, pero también hay problemas en el oído interno y las partes neurales del sistema auditivo.



SOLUCIONES A LA PÉRDIDA AUDITIVA


Las soluciones a la pérdida auditiva son: audífonos, varillas auditivas o BAHA e implantes. La solución más adecuada variará en función del tipo y grado de pérdida, de la edad y de la situación particular de cada paciente.



Fuente: www.oticon.es